arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

Rio Ferdinand ha sido un compañero de lujo para el crecimiento del luso en Inglaterra.

Europa Cristiano Ronaldo

Todo lo que no sabías sobre la obsesión ganadora de Cristiano Ronaldo

Al igual que otras súper estrellas del fútbol mundial, el portugués dejará una huella imborrable de momentos inolvidables que perdurarán en el tiempo por muchos años.

Rio Ferdinand ha sido un compañero de lujo para el crecimiento del luso en Inglaterra.

Rio Ferdinand ha sido un compañero de lujo para el crecimiento del luso en Inglaterra. (Foto: Getty Images)

A lo largo de su carrera deportiva, desde su debut como profesional en 2002 en Sporting Lisboa, Cristiano Ronaldo vivió situaciones positivas y negativas que derivaron en anécdotas dignas de ser contadas en más de una ocasión.

Basadas en su personalidad dentro y fuera de la cancha, en su particular competitividad y en su perseverancia por ser el mejor jugador de fútbol del mundo, los comentarios a continuación tienen, principalmente, foco en estas 3 aristas.

Desde colegas como Carlos Tevez y Louis Saha, pasando por rivales como Mehdi Benatia y Néstor Ortigoza, hasta entrenadores y ojeadores como Mike Cregg y Luis Suárez, les presentamos las mejores vivencias de CR7 a lo largo de casi 20 años de trayectoria.

25. "¡Me quedé parado y helado ante él!"

Por esas casualidades de la vida, Bryan Róchez conoció personalmente a Cristiano Ronaldo porque el luso quedó varado en Madeira, su isla natal, y, debido a su obsesión ganadora, no dudó ni un segundo para entrenar un tiempo en el club de sus amores, Nacional. 

El centroamericano se sorprendió ante la presencia de CR7. Fuente: Getty Images

A entrenar se ha dicho

En plena pandemia en 2020, así lo contó La Momia: "Durante el primer día que fue a entrenar, fue una anécdota muy linda. Venía comenzando la pandemia, nosotros entrenábamos 30 minutos en grupos de 3 jugadores. Teníamos que pesarnos, tomarnos la temperatura y, al llegar al departamento médico, allí estaba Cristiano Ronaldo. Yo, como soy una persona alegre, llego saludando a todo el mundo y, cuando lo veo a él, me quedo parado y helado".

24. "En Argentina te odian por todo"

Pocos jugadores, o casi ninguno, generan o demuestran cierta soberbia en otras personas por su forma de ser o parecer, y Paulo Dybala lo reveló con Cristiano Ronaldo al verlo medio canchero o agrandado. Por eso, la gran pregunta es: ¿CR7 es o se hace? 

Su último gran socio en el fútbol. Fuente: Getty Images

Cristiano vs. Argentina

La Joya juega con el portugués desde 2018 y, si fuede por él, pone en duda su alto perfil: "Una vez me senté con él mientras viajábamos. Le dije: "Mirá, te soy sincero, nosotros en Argentina un poco te odiamos, por tu figura, por tu forma de ser, de caminar, la verdad que a mí me sorprendiste porque me encuentro con otra cosa". Él se reía porque decía: "Yo sé que es así, pero sé como soy, estoy acostumbrado a que me critiquen por eso".

23. "Ronaldo nos decía peitinho"

Si hay algo que Kaká no es ni por asomo, claramente es gordo. Su velocidad con y sin pelota en su mejor época en el Milan y Real Madrid lo evidenció a rajatabla. ¿Pero Cristiano Ronaldo lo vio de otra manera?

Ambos arribaron juntos en el verano de 2009. Fuente: Getty Images

"Peitinho"

El Balón de Oro brasilero en 2007 desembarcó a la Casa Blanca con el luso en 2009 y detalló lo siguiente: "Cuando llegué al Real Madrid, era la época en que en Brasil era popular el programa "Pánico na TV" y también el chiste de peitinho (gordito)...Se refería a todos los brasileros en el equipo como peitinho. Lo usó en un clásico ante Barcelona cuando ambos realizamos una jugada que terminó en gol".

22. "Turco o Hanusha"

Dicen que las cosas pasan por algo y que la vida nos tiene preparadas muchas sorpresas. Los dos goles a Boca con Platense y su paso por Independiente pusieron a Mariano Hanuch en Sporting Lisboa en 1999 y se cruzó con Cristiano Ronaldo, quien se unió rápido al grupo del Turco en la primera división.

Hanuch en su estadía por Platense. Fuente: Getty Images

El señor de la noche

El ex futbolista argentino compartió los inicios de CR7 en Portugal, tanto en el verde césped como en las discotecas: "A mí me decía Turco o Hanusha. Además, no tiene que olvidarse de algo. En Lisboa íbamos siempre al mismo boliche y Cristiano no podía pasar porque era menor de edad. Como éramos amigos del dueño, lo hacíamos entrar con nosotros".

21. "¿Por qué Ronaldo se puede ir y yo no?"

¡Qué injusta que es la vida! Ya de pibe tenía ciertos privilegios y ni había pagado derecho de piso en Manchester United. Y encima ofició de traductor y mensajero con Cristiano Ronaldo. Así fue, en parte, el paso de Diego Forlán por Inglaterra.

Cachavacha fue un fiel reflejo en los inicios de Cristiano en Inglaterra. Fuente: Getty Images

Forlán, el traductor de Old Trafford

El ex delantero uruguayo le traducía todo a CR7 y así lo cuenta: "Él recién había llegado y lo que me decía Ferguson, yo se lo traducía. Había llegado en agosto y, en enero, que se jugaban muchos partidos, el DT me dice: "Diego, llamalo, va a tener 2 semanas libres y se puede ir a casa"; "¿y yo?", le contesté. Aparte era enero, imaginate, yo me podía ir a Punta del Este. Y Ferguson me explicó que lo decidió porque era pibe, recién llegaba al club y se tenía que adaptar".

20. "Cuando era chico, ya era distinto al resto"

¡La confianza a la orden del día! Y la siguió en Inglaterra con un alto perfil que lo lleva en la sangre, pero que en la cancha lo demuestra de sobra hasta hoy.

Más joven, pero con un talento innato. Fuente: Getty Images

Certera definición

¿Cómo se definía Cristiano Ronaldo en las inferiores del Sporting Club? Mirá: "Desde el inicio supe que era especial. Cuando tenía 14, 15 o 16 años, notaba que era distinto al resto. Yo hacía cosas especiales. Pero me di cuenta que era realmente bueno cuando estaba en Manchester United. Ahí estaba jugando con Giggs, Keane, Ferdinand y Van Nistelrooy, ahí veía cosas distintas. Fue en esos momentos que noté que realmente tenía talento. Fue ahí cuando comencé a pensar que podía ser Balón de Oro algún día".

19. "Pepe, en la cabeza es peligroso, con eso no se jode"

La confesión del luso que juega siempre al límite y brusco, se refleja en el golpe que se dio en la cabeza jugando contra Juventus. Su compatriota Cristiano Ronaldo se preocupó muchas veces de estas lesiones poco comunes, como la que ocurrió en la serie de octavos de final de la actual Champions League entre Porto y la Vecchia Signora.

Desde las inferiores en Lisboa a ser compinches en la selección. Fuente: Getty Images

Pepe: amigo, compañero, y rival dentro y fuera de la cancha: "Una vez, Cristiano Ronaldo se preocupó por mí cuando me di un fuerte golpe en la cabeza. Me abrí y me dijo: "Pepe, es peligroso, en la cabeza es peligroso". Estuvo conmigo en el Real Madrid cuando Casillas me puso 2 veces en knock-out".

Amigos por siempre

Y el defensor ibérico agregó: "En una ocasión fue a visitarme al hospital porque vio que la situación era grave y me dijo: "Vas a jugar porque quiero ganar contigo en el campo". Le respondí: "Está bien, conmigo ganarás en la cancha, pero seré yo quien pase la eliminatoria".  

18. "No es una persona normal"

Si alguien vio el capítulo 23 de la temporada 9 de Los Simpson llamado "El rey de la montaña", seguramente Cristiano Ronaldo encaja perfecto en el papel de Homero en la escena del gimnasio para lograr una figura escultural comiendo barritas energéticas.

En pleno partido mundialista, los capitanes miden fuerzas. Fuente: Getty Images

Amante de las pesas

Mehdi Benatia lo disfrutó y sufrió en el verde césped, y también fuera de él: "En un partido ante Atalanta, en Bérgamo, los 2 fuimos suplentes porque a los 3 días íbamos a jugar otro partido y el entrenador hizo rotación. Cuando estábamos en el micro de regreso, Cristiano me dijo que vayamos al gimnasio porque no sudó y lo necesita. Yo le respondí que eran las 11 de la noche, quería llegar a casa y ver televisión. En ese momento, me di cuenta que no era una persona normal".

17. "Hago lo mejor que puedo y él me critica igual"

Luka Modric tiene un libro biográfico que se llama "A mi manera", título que se relaciona con el tenso momento entre Cristiano Ronaldo y José Mourinho en Real Madrid dentro del vestuario en la final de la Copa del Rey 2011 contra Barcelona, cuando CR7 se puso a llorar por jugar a su manera.

Modric fue uno de sus mejores socios en el Merengue. Fuente: Getty Images

Ánimos caldeados

El volante croata detalló el crucial episodio en el camarín merengue: "Cuando llegamos al vestuario, Ronaldo estaba desesperado, casi a punto de llorar, y dijo: "Hago lo mejor que puedo y él (Mourinho) continúa criticándome". Entonces entró él, se paró en el centro y le reprochó a Ronaldo enojado por no ser responsable durante el juego. Estábamos ganando, pero Cristiano no siguió a los rivales en un lateral y José se enfureció en pleno partido. Los espíritus se calentaron y los compañeros tuvieron que intervenir". 

16. "Mandó a su primo a comprar una mesa nueva"

Si hay una frase como "contra tal equipo no quiero perder ni a las bolitas", la competitividad de Cristiano Ronaldo bien puede reflejarse en ella y a niveles impensados. 

El francés tiene muchas vivencias con el luso hace mucho tiempo. Fuente: Getty Images

¡Qué tiene que ver el primo!

La mejor anécdota de todas la cuenta su amigo y ex compañero Patrice Evra: "Cristiano Ronaldo perdió al ping-pong contra Ferdinand. Festejamos y se enojó. Mandó a su primo a comprar una mesa, se estuvo entrenando 2 semanas y le ganó a él delante de todos. Así es él. No me sorprende que quiera ganar más Balones de Oro y el Mundial".

15. "Cuando llegó Cristiano, no lo hizo más"

¿Cristiano Ronaldo es antigrasa y pura fibra? Hoy en Real Murcia, Royston Drenthe lo confirmó: "Si íbamos a una restaurante y había un plato de jamón, él picaba uno y no lo tocaba más. Yo me comía su plato". 

Drenthe era un perro de presa en la mitad de cancha. Fuente: Getty Images

"Ramos, ¡ahí viene Cristiano!"

El ex volante neerlandés compartió poco tiempo con el luso, pero tuvo tiempo para revelar esto: "Antes que Cristiano llegue al club, Sergio Ramos imitaba su forma de patear los tiros libres cuando aún jugaba para Manchester United. Luego, cuando llegó al Real Madrid, Ramos ya no lo hizo más".

14. "¡El perfume que usaba era terrible!"

¿Cuántos futbolistas, antes de un partido, se peinan al ras y se perfumean en grandes cantidades? Ninguno. Bueno, parece que Cristiano Ronaldo rompió el molde en 2014.

Férrea marca en el partido en Dubai entre San Lorenzo y Real Madrid. Fuente: Getty Images

Con peine y perfume a la cancha

El volante argentino Néstor Ortigoza puede dar fe de ello y así define al portugués: "Iban 30 minutos y seguía peinado, eso me llamaba la atención. El perfume que usaba era terrible. Doblaba y mi perfume seguía derecho, a él lo seguía. Son grandes jugadores, pero son de carne y hueso. Nunca pensaba: "Ah, no Cristiano". Sí, por ahí, cuando estuve en la fila ¡APA!".

13. "El tipo es un enfermo, siempre estaba antes que yo"

De todas las anécdotas de este listado, sin dudas que esta es la que más enseñanza e instinto de superación delata de todas por lejos. Y Carlos Tevez lo cuenta y señala con lujo de detalles.

Ellos dos, con Rooney, formaron un tridente invensible. Fuente: Getty Images

Cristiano 1 - Tevez 0

El punta argentino tiró paredes en Old Trafford por un par de temporadas con él, pero no podía entender cómo hacía el luso para llegar siempre primero a todos lados: "Yo llegaba al club temprano, entrenábamos a las 9 AM y yo llegaba a las 7:30. Cristiano ya estaba en el gimnasio. Llego a las 7 AM y el tipo ya estaba ahí, 6:45 AM y él estaba en el gimnasio. No le podía ganar nunca. El tipo es un enfermo, siempre estaba antes que yo". 

12. "Ni se toma ni un día de descanso"

¿Se le chifló el moño o está alusinando? Jorge Valdano lo apodó "el ego más rentable de la historia del fútbol" y puso a Cristiano Ronaldo a la misma altura de Messi siendo argentino como Leo. Y es el único colega que, en cada palabra, lo admira porque se hizo crack con el tiempo.

Valdano y el Santiago Bernabéu de fondo. Fuente: Getty Images

Alto elogio

El ex campeón del mundo incidió en su llegada al club madrileño y dio su opinión sobre el luso en el libro "Cristiano, el Di Stéfano de nuestro tiempo": "Cristiano Ronaldo trabaja por encima de cualquier circunstancia que lo rodee; si gana el Balón de Oro, al otro día entrena; si gana un partido, al otro día entrena; si renueva su contrato, al otro día entrena; todo lo que digo son condicionamientos que afectan mucho a un deportista, pero en su caso no ha habido ni un solo día que se lo haya tomado para respirar y decir que ha conseguido alguno de sus objetivos". 

11. "¡Tuvieron que ir a poner candados en la puerta del gimnasio!"

El brasilero André Cruz levantaba 90 kilos, el mejor del equipo en ese aspecto, y Cristiano Ronaldo lo desafió hasta levantar 95 kilos tras practicar en su habitación haciendo abdominales y fuerza de brazos todos los días sin parar.

Cruz ya le veía pasta de campeón. Fuente: Getty Images

Traigan gimnasios que ganas sobran

La admiración del colega sudamericano para con CR7 fue muy evidente: "Con 14 años, se levantaba a la noche en silencio para ir al gimnasio, hacía pesas y corría 40 minutos por la cinta. ¡Tuvieron que poner candados en la puerta! Salía a correr con pesas en los tobillos en Madeira, en calles empinadas, con 35 grados de calor. O jugaba con pelotas imaginarias para ganar en velocidad de piernas". 

10. "Yo pongo un millón de dólares de mi bolsillo"

Luis Suárez vio a Cristiano Ronaldo en un partido de Belenenses contra Sporting Lisboa cuando solamente tenía 16 años recién cumplidos. El ibérico la rompió toda y bastaron 5 minutos para enamorar al ojeador.

Suárez en su época de jugador profesional. Fuente: Getty Images

No necesitó ni la mitad del primer tiempo

El ex futbolista español, de los años 60, fue a verlo debutar en el club capitalino como emisario del elenco milanés y del presidente Massimo Moratti: "Tenemos que ficharlo, será uno de los mejores jugadores del mundo; bah, nosotros fichamos figuras consagradas, cuesta 2 millones de dólares, yo pongo uno de mi bolsillo".

9. "Ferguson era su papá adoptivo"

Al igual que cuenta Diego Forlán en esta nota, Ole Gunnar Solksjaer sigue la misma línea: era el niño mimado de Alex Ferguson por lejos, al que más marcaba y aconsejaba. 

Otro compañero en la ofensiva fue Solksjaer. Fuente: Getty Images

El niño mimado

El ex delantero noruego compartió vestuario y ataque con un joven Ronaldo: "Cristiano Ronaldo es el único jugador que recuerdo que Ferguson le dijo que se quedara arriba a ver qué hacía el rival, por lo que el plantel lo gastaba diciendo que Alex era su papá adoptivo".

8. "Era un toro físicamente, por mí llegó al Real Madrid"

La seria lesión de Mariano Hanuch le abrió "la puerta del destino" a Cristiano Ronaldo: el Turco se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla derecha y su hueco lo ocupó el luso. 

El Turco convivió poco tiempo con el ibérico. Fuente: Getty Images

¡Gracias, Turco!

El ex futbolista argentino se quería matar, pero se lo tomó con soda: "Era medio canchero pero tenía una personalidad tremenda. Era un toro físicamente. Iba al gimnasio y le gustaba trabajar en cuero; y con Toñito, un español, le pedíamos que hiciera la cobra, marcando los dorsales. Así festejó varios goles. No llegué a jugar con él porque me lesioné y él agarró la batuta: si no fuese por mí, quizás hoy no estaría en el Real Madrid". 

7. "Van Nistelrooy lo hizo llorar"

La lucha de egos con Rooney y Van Nistelrooy iba muy enserio desde 2003 en adelante, pero Cristiano Ronaldo debía aguantarse todas las bromas como un señor inglés por su juventud.

Saha y él formaron una gran dupla en poco tiempo. Fuente: Getty Images

Ruud, ¡no era el mejor momento!

El ex atacante francés Louis Saha contó una anécdota imperdible en una práctica a causa del derecho de piso del portugués: "Ruud (Van Nistelrooy) quería todos los pases. A veces, para el desarrollo de Cristiano Ronaldo, al estar con Ruud y Rooney, era difícil de digerir. Y Ruud lo hizo llorar. Acabaron discutiendo cuando el padre de Cristiano había fallecido, no era el momento correcto. Esas cosas pasan entre jugadores con tanto espíritu competitivo. Estoy seguro de que Ruud lamentó sus palabras".

6. "Ah, sí, pero Messi no se ve así..."

La comparación Messi-Ronaldo es obvia, vieja y nunca se acaba, pero que llegue hasta un espejo ya es absurdo, sino pregúntenle a Rio Ferdinand.

Ferdinand siempre le cuidó sus espaldas. Fuente: Getty Images

El más fachero

El ex defensor inglés era uno de los más bromistas de aquel plantel: "Cristiano Ronaldo se pasaba frente al espejo desnudo, pasaba sus manos sobre el cuello y decía: "Wow, soy muy bello". Los otros jugadores intentaban minimizarlo. Decíamos: "Como sea, Lionel Messi es mejor jugador que tú", se engogía de hombros y sonreía nuevamente: "Ah, sí, pero Messi no se ve así...".

5. "Paramos a comprar un Big Mac"

El deseo de Cristiano Ronaldo en Manchester United, además de aumentar su cifra goleadora, era subir de peso porque estaba muy flaco. Con Wayne Rooney, iban seguido a Mc Donalds para cumplir el anhelo del luso que tenía entre ceja y ceja.

Campeones del mundo en 2008. Fuente: Getty Images

A subir de peso se ha dicho

El ex atacante inglés formaba parte del trío peligro en Old Trafford cuando los Red Devils ganaron todo en 2008: "Se viste, se pone los botines y después se mira al espejo con mucha concentración. Me confesó que quería aumentar de peso y lo invité a Mc Donalds la noche anterior a un partido a comer un Big Mac".  

4. "Denme 2 semanas y seré tan rápido como Henry"

El juego de potrero y las bromas de Cristiano Ronaldo le hicieron ir ganándose el respeto de sus compañeros en Nacional y Sporting Lisboa luego de que se burlaran o rieran de él por llegar tarde al colegio o hablar un portugués distinto siendo de Madeira.

Otro fiel admirador de CR7. Fuente: Getty Images

"En 15 días lo paso"

Y su colega Hugo Peña se refirió al luso en el libro "Cristiano Ronaldo, la biografía" de la siguiente manera: "Siempre fue bromista, sorprendía por las cosas que decía y hacía, como tratar de correr tan rápido como Thierry Henry, el jugador más veloz. Decía: "Denme 2 semanas y seré tan rápido como él".

3. "Si Cristiano te invita a comer a su casa, decile que no"

¿Querés saber realmente qué es lo que hace Cristiano Ronaldo en su casa cuando está con invitados, sea quien sea? Patrice Evra lo explica con lujo de detalles en esta imperdible anécdota. 

Cada duelo contra Evra era especial. Fuente: Getty Images

Increíble, pero real

El lateral izquierdo francés ya vivió la pesadilla en carne propia: "Mi consejo es que, cuando Cristiano Ronaldo te invite a comer a su casa, digas que no. Fui una vez después de un entrenamiento, estaba cansado y en la mesa había solo ensalada, pollo y agua; nada de refrescos. Después comenzó a jugar con una pelota y me dijo que hiciéramos pases. Le pedí terminar de comer, pero él quería jugar y lo hicimos. Después, me pidió ir a nadar. Teníamos un partido al otro día. No puedo ir a su casa a comer, es una máquina y no quiere dejar de entrenar".

2. "¡Yo bebo lo que quiero, Giggs!"

Cristiano Ronaldo no suele beber gaseosas por su obsesión por mantenerse en forma, pero una vez en Manchester United tomó una Coca-Cola y a Ryan Giggs no le cayó para nada bien.

Ryan Giggs, compañero y maestro. Fuente: Getty Images

Trágico desayuno

Increíble episodio entre el luso y el ex volante creativo galés durante un desayuno: "Puede ser. No sé si le recriminé. Puede que le dijera algo como "Aquí no hacemos estas cosas", a lo que Ronaldo me respondió: "¡Yo bebo lo que quiero, Giggs!". Lo empujé contra la pared y le dije: "No vuelvas a hacerlo nunca más".

1. "Me comí un baile infernal como nunca antes"

El 6 de agosto de 2003 se inauguró el estadio José Alvalade con victoria 3 a 1 de Sporting Lisboa sobre Manchester United y con motivo de la Eurocopa 2004 que se realizó en Portugal. ¿Fin de la historia? Una semana después, Cristiano Ronaldo fue presentado en Old Trafford.

Aquel duelo fue un antes y un después en su carrera. Fuente: Getty Images

Bienvenido al club, Cristiano

El elenco portugués destrozó futbolísticamente a los ingleses gracias al luso, quien jugó su único encuentro con el elenco blanquiverde en ese reducto, y sucedió lo siguiente: John O´Shea: "Me comí un baile infernal como nunca antes". Roy Keane: "Hay que fichar a este tío". Sir Alex Ferguson: "No volvimos de ahí hasta que fichamos a Cristiano Ronaldo". 

Temas:

Lee También

Lee También

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail