arrow_downward
menu
arrow_drop_down
search

OTROS DEPORTES

Katie Ledecky, la ganadora de más medallas en el plano femenino de Río 2016 (Foto. Getty Images).

Otros Juegos Olímpicos

¿Cuándo las mujeres empezaron a participar en los Juegos Olímpicos?

En esta oportunidad, repasaremos la historia de la inclusión femenina dentro de los Juegos Olímpicos desde la primera oportunidad.

Bolavip

Katie Ledecky, la ganadora de más medallas en el plano femenino de Río 2016 (Foto. Getty Images).

Katie Ledecky, la ganadora de más medallas en el plano femenino de Río 2016 (Foto. Getty Images).

A lo largo de la historia del deporte, la inclusión de la mujer fue creciendo paulatinamente hasta llegar a una etapa un poco más equitativa con respecto al hombre, género que tiene más recorrido en ese sentido. Esto también influyó en la era de los Juegos Olímpicos, cuando su presencia comenzó con apenas algunas disciplinas, estrenándose en la era moderna, hasta llegar a una actualidad con participación total.

Lo cierto es que hay que remontarse a París 1900 para que comience a verse a la mujer participar íntegramente de los eventos deportivos, recordando que el creador de los Juegos y Pentatlón moderno, Pierre Coubertin, consideraba que la presencia de este género en un estadio resultaba antiestética, poco interesante e incorrecta. En aquella edición afrontada en la capital francesa, la figura femenina estaba limitada a competiciones de golf y tenis, aunque algunas dijeron presente en pruebas mixtas de velacroquet hípica.

Recién hay que llegar a Ámsterdam 1928 para ver una participación un poco mayor con 300 deportistas y donde se resalta su estreno en el atletismo, una de las disciplinas más importante de las olimpiadas. Pero todo ello se debió a una figura importante y es la de Alice Melliat, quien fuera la fundadora de la Federación de Sociedades Femeninas de Francia y también organizadora de la Federación Internacional Deportiva Femenina (FSFI en inglés).

Alice Milliat, la mujer que combatió el sexismo en los Juegos Olímpicos.

La mencionada fue la mayor responsable de la inclusión femenina en 100 metros lisos, 800 metros lisos, relevos 4x100, salto de altura y lanzamiento de disco. Aunque no fue suficiente, porque a modo de protesta decidió crear los Juegos Mundiales Femeninos que acontecieron en Praga 1930 y Londres 1934. La Federación se disolvió en 1938, ya que para Berlín 1936 se amplió el programa olímpico para la mujer y por eso determinaron como una misión cumplida, pese a que hoy en día los juegos no ofrecen una igual cantidad de deportes masculinos y femeninos.

A partir de allí, edición a edición el porcentaje de participación femenina dentro de los Juegos fue creciendo lentamente pero entregando una mayor cantidad de inclusiones. Un hecho de mucha trascendencia ocurrió en Londres 2012, cuando Arabia Saudita, Brunei y Qatar inauguraron la adhesión de mujeres por primera vez en su delegación, lo que automáticamente generó que sea la primera vez que todos los países tenían a alguien femenil en su representación.

Basándose en lo que fue Río 2016, tres deportes tenían exclusividad de alguno de los dos géneros. La lucha greco romana era solamente para los varones, en tanto la gimnasia rítmica y nado sincronizado fueron para las mujeres. Los otros 25 tenían la participación mutua. 

Nos quedamos en suelo brasileño, lugar donde se produjo el mayor porcentaje de participación femenina en relación al total de atletas dentro de las olimpiadas correspondientes. Con el 45%, de un total de 5017 presentes contra los 6196 de hombres. Habrá que ver qué ocurrirá en Tokio 2020 pero la tendencia parece seguir creciendo en una batalla eterna por la igualdad de género.

Temas:

Lee También

Calendario Partidos



sumate

Recibe las últimas noticias en tu casilla de E-mail